lundi, décembre 10

Breaking the law

A veces, los días de lluvia me hacen dar una vuelta por mi pasado y hurgar en lo más oscuro de mi fuero interno. Es raro ver cómo en un año cambiaron millones de cosas. Leyendo todas mis entradas anteriores, me di cuenta que hace un año y medio estaba locamente enamorada y, se podría decir, que de algún modo estaba feliz en mi laguna de sentimientos. Ahora no siento ni a pérdida de esa persona, ni siquiera me mosqueo al pensar en todo lo que pasamos. ¿Será que la vida te hace más fuerte y menos sensible? Hace como dos años me la pasaba llorando por todo, era híper sensible y ahora me cuesta largar una gota de mis ojos. No es que no tenga sentimientos, creo que simplemente están muy escondidos, y perdí tanta confianza en la gente, que prefiero guardármelo para mí, sin que nadie se entere, sin tener que hablar de ello y sin caer en la depresión como antes lo hacía.

También, sea cuál sea el clima que ronde en el momento, mi mente piensa que es muy triste haber perdido a mi entorno más cercano y que para mí, no hay forma de remediar, pues no me dan ganas de hacerlo. La “traición”, por así llamarlo de alguna forma, es algo imperdonable, soy muy estricta en ese aspecto. Me parece que si yo me comporto más o menos estable, buena onda y trato de estar con las personas que quiero, debería tener por lo menos un mínimo de respeto hacia eso. No soy de enojarme, pero también tengo un límite. Y lo sobrepasaron. Y me enojé. Y se fue todo a la mierda. No creo ser tan mala persona como para no poder hablar las cosas en la cara y´que me expliquen qué carajos se les cruzó por la mente al haber hecho tal o cuál cosa, pero tampoco voy a rogar a que me den explicaciones. ¿Medio contradictorio? Espera a entender qué les pasa a las mujere para dar tantas vueltas a absolutamente todo. A mí no me gusta, ni soy partidaria de que me traten para la mierda un día y al otro día quieran volver a la normalidad y minutos después vuelvan a esa bipolaridad de mierda. Esa indecisión me molesta y mucho, pero sobretodo me duele la forma de actuar de quienes antes yo consideraba integrantes de mi familia de otra sangre.

A pesar de todo, creo que este año la llevé bastante bien, sin hablar de algunos desastres desastrosos que necesitaba cometer para sentirme un humano, para sentirme viva y ver que realmente a veces necesito hacer las cosas mal para estar satisfecha. Ese pico de locura, de desastre, no lo hago con maldad, simplemente sucede, lo hago sin pensar, me dejo llevar y sé que está mal, pero ya se hizo y ¿quién me quita lo bailado?

Creo que soy demasiado transparente, demasiado sincera y eso a veces me juega en contra.

 

422501_2630480602567_1271918475_32352967_1754829723_n

3 commentaires:

  1. El ser humano, tiene lucha eterna entre el bien y el mal, el mundo es injusto, y la culpa es una idea abstracta para no dejarte disfrutar ciertos placeres; no podes vivir ajena a esto.
    Lo importante es poder vivir con vos mismo, lo demás no debería importar

    RépondreSupprimer
  2. Ser fiel a los principios de uno mismo es lo que nos lleva a la realización personal. Parece que esta semana hemos elegido un tema muy similar para nuestras entradas *^*
    Saludos! :) Te leo.

    RépondreSupprimer