samedi, mai 15

Encontré difícil lo que era difícil encontrar~

“Y el ángel se fue, me dejó sólo. Percibo que me quería decir algo, pero me carcomen los pensamientos no saber que significaban sus palabras.  Era como un deseo de no querer abandonarme, pero tener que hacerlo. Era algo confuso y raro, muy extraño. Pero al fin y al cabo, por más que yo percibiera lo que percibo, no voy a entender sus palabras, y no voy a saber que era lo que verdaderamente me quería decir. Pero me conformo con su dulce mirada, con esa mirada que, valga la redundancia, era típica de los ángeles de un cuento. Pero ya no está, se fue. Y no sé si va a volver. ¿Y si no vuelve? ¿Qué hago? ¿Me quedo solamente con el triste recuerdo de haberla visto dos minutos y listo? ¿Cómo hago para sanar ese vacío que dejó de un momento a otro? Díganme cómo hago para no pedir que vuelva, cómo hago para no necesitar su amor de esos dos escasos minutos. Y bueno, no sé. Ahora en mi cabeza retorcida no hay más pensamientos que la imagen de ella, no hay más pensamientos que esos. Es como cuando soñás, y sabés que es un sueño del que nunca te querés despertar, o quizá te querés despertar pero porque nada salió como te gustaría. Es como cuando necesitás que alguien te pellizque para poder despertarte, o para poder ver que no estás es un sueño. Es como si todas esas mariposas, por así llamarlas, que revolotean sus alas en el estómago se fueran a revolotear a otro estómago, como si ya no quisieran satisfacerte. Todo eso que me hizo sentir ella en ese instante, todas esas cosas, se fueron con ella, desaparecieron. No sé si es todo una alucinación mía, si todo esto que te acabo de contar, es realmente cierto. Yo espero poder despertarme de este sueño, porque si bien empezó bien, terminó muy mal, y no podría vivir con la agonía de haberla perdido…”

03cbd2f3bbcdfdd9

“…Cuando las pruebas sólo son escritas, duele.”

2 commentaires:

  1. Ay, esta vez si que no entendí nada, cuando te conectes me explicás o me explicás ._.

    RépondreSupprimer